En algún momento de nuestras vidas, cuando mencionamos algo referente a nuestros sueños o anhelos, hemos escuchado estas palabras “Tu puedes lograr todo lo que te propongas”. Sin embargo, en ocasiones no tenemos una clara idea por dónde empezar, o en otras lo que estamos viviendo en el presente no parece llevarnos hacia lo que deseamos.

Sabemos que el alcanzar un objetivo significativo demanda tiempo, esfuerzo, sacrificio, etc. Pero la gran pregunta para algunas personas puede ser  ¿Por dónde empiezo?, ¿Cómo logro alcanzar eso que deseo?

Existen un sin número de factores que pueden intervenir de manera directa o indirecta en que logres alcanzar lo que te has propuesto. Por esta razón quiero compartir con ustedes una fórmula simplificada, a la cual he llamado: Una Receta de Dos Ingredientes.

Estoy convencido que puede ser de gran ayuda para que logres tus objetivos:

  • Visión

Es importante tener visión de cómo deseas que sea tu vida, porque la vista es muy limitada solo te permite ver cosas materiales; sin embargo, la visión es más un tema de la mente y del corazón. Esta te lleva a cualquier sitio, con ella puedes ver todo lo que quieres alcanzar y más aún te conecta emocionalmente con el logro de tu objetivo.

“Es difícil hacer realidad algo que nunca imaginaste, o llegar a un sitio en donde  tu mente no ha estado”

Recuerdo una conversación que sostuve con Leonardo González, quien ha sido 4 veces Campeón Mundial de JiuJitsu Brasileño, este me contaba que su pasión real siempre había sido la lucha y como desde la edad de 10 años dijo estas palabras “Quiero ser luchador y voy hacer campeón mundial”. El visualizó su vida con ese resultado y a los 13 años se convierte en campeón nacional y a los 17 en campeón internacional.

·  Generar un Comportamiento Alineado a Tus Deseos

Si deseas ser Abogado, lo que debes hacer es estudiar Derecho y Ciencias Políticas. Pero si por lo contrario estudias Ingeniería, esto te desviara totalmente de tu objetivo. Muchas veces esto es lo que nos ocurre, nuestros comportamientos no se alinean con lo que deseamos lograr, causando que el alcanzar lo propuesto se dificulte.

Imaginen por un instante que un joven estudiante desea obtener buenas calificaciones, el comportamiento que puede llevarlo hacia ese logro, debe basarse en el estudio constante, en la responsabilidad, el sacrificio, etc. Si este comportamiento no se da de esta manera, obtener buenas calificaciones puede que no sea el resultado final.

Por eso los invito a reflexionar profundamente, en cuanto a cómo están visionando sus vidas y a cuestionar si sus comportamientos los están llevando hacia lo que realmente desean, esto aplica para todas las áreas: Estudio, familia, amor, trabajo, negocio, etc. Personalmente continúo reflexionando cada día y cuestionando como me he comportado en base a cada resultado obtenido, ya que no siempre ha sido el deseado.

Visión  + Generar un Comportamiento alineado a tus deseos = Resultados