¿Quieres decirme, por favor, qué camino debo tomar para salir de aquí?- preguntó Alicia- Eso depende mucho de adónde quieres ir -respondió el Gato.- Poco me preocupa dónde ir -respondió Alicia. – Entonces, poco importa el camino que tomes -replicó el Gato. Alicia en el país de las maravillas (Lewis Carroll).

Esta porción del cuento de Alicia en el país de las maravillas, es muy similar a lo que nos ocurre muchas veces en la vida, no tenemos claridad de hacia dónde queremos ir y este no saber hacia dónde queremos ir, nace del no saber en concreto que deseamos. Es como iniciar un viaje en automóvil sin rumbo fijo, puedes quedarte a la deriva al encontrarte sin combustible o en nuestro caso sin energía.

Quizás pienses, bueno estar en movimiento es mejor que mantenerme inmóvil puede que llegue algún sitio, lo cual es cierto; sin embargo la pregunta sería ¿Ese sitio a la cual llegaste, era tu destino soñado? La diferencia entre tener claridad y no tenerla, es que una te lleva por caminos muchos más complejos, peligrosos e inseguros y la otra por caminos no sin complejidad, pero si mucho más seguros y tranquilos.

En la claridad existe un gran poder, funciona en todas las áreas de nuestras vidas. Imagínate iniciar una relación sin tener claro lo que realmente deseas, ¿Hacia dónde crees que ira esa relación? o iniciar un trabajo solo por dinero sin tener claridad de tu propósito en ese sitio, ¿Qué crees que ocurrirá luego de cierto tiempo? o iniciar un proyecto sin una visión clara del alcance que deseas lograr, ¿Qué pasará en los momentos difíciles?

Con esto no digo que iniciar algo sin claridad sea lo peor del mundo, creo que todos en algún momento de nuestras vidas hemos hecho esto y continuamos haciéndolo, luego rectificamos en el camino y seguimos adelante. Pero si comparamos los resultados obtenidos y la travesía ente uno y otro, ciertamente encontraremos grandes diferencias.

¿Quiere decir esto que no encontraremos obstáculos? No, pero tener metas claras te provee de una fuerza interna que te permite superar la dificultad, el cerebro crea más y mejores ideas, genera nuevas formas de ver las cosas, te haces más fuerte y optimista frente a los retos, ya que sabes exactamente hacia donde deseas ir.

Personalmente he iniciado muchas cosas en la vida solo por hacer, como he mencionado anteriormente, andando en estado “Play” lo cual me ha llevado a una buena cantidad de desaciertos, quizás al inicio decía voy bien, pero llegaba un instante en la cual pensaba, realmente esto era lo que estaba buscando, es justo en esta etapa donde iniciaba la falta de deseo, fuerza, empuje, dedicación, etc. Reconozco que necesito tener claridad ya que en ocasiones no la tengo.

Ahora medita en como serían las situaciones de diferente si empezamos a vivir de manera intencional con los objetivos claros y definidos de que deseamos en la vida, trabajo, con nuestras relaciones sentimentales, con nuestros familiares, en nuestros proyectos, en lo económico,  los negocios, en la salud, los estudios. Estoy seguro que a pesar de las altas y bajas renunciar no sería una opción. Intercambiaríamos nuestras expectativas por apreciar más lo que tenemos. 

Te propongo que tomes un espacio para ti, un momento a solas y hazte esta pregunta:

  • ¿Tengo completa claridad de lo que realmente deseo en cada una de las áreas de la vida? o vivo esperando el próximo día.

Si tu respuesta es no para todas las áreas o alguna en espacial, te invito a que anotes exactamente y de manera detallada que deseas lograr en esa o esas áreas incompletas, recuerda que existe poder en la claridad. Sabrás si lo que haces es lo indicado para ti.

Reflexión final – Fray Nelson

  • Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación, ni alcanza altura en un solo vuelo.
  • Nadie camina la vida sin haber pisado en falso muchas veces.
  • Nadie deja de llegar cuando en verdad se lo propone
  • Nadie encuentra el pozo de Dios, hasta pasar por el desierto

Ten presente “Siempre se gana o se aprende, nunca se pierde”.

  • Escribe lo que deseas
  • Procura tenerlo visible
  • Se realista
  • Dale seguimiento
  • Se especifico
  • Vive tu objetivo
  • Toma acción

Proverbios 29:28 Donde no hay visión, el pueblo se extravía.