“Si algo vas a perder procura que no sea tiempo. Puedes perder dinero y seguramente podrás volver a recuperarlo pero el tiempo no. El tiempo es nuestro activo más valioso, podemos guardar dinero para luego pero no tiempo”.

Muchas veces hemos escuchado o utilizado el “No tengo tiempo” como una forma de escape, como una forma de excusa. Pero resulta que todos tenemos la misma cantidad de minutos al día; desde la persona más exitosa hasta la que menos éxito evidencia, desde los Bill Gates hasta los que no lo somos. Todos tenemos la misma cantidad de minutos al día ¿Qué hacemos con ellos? es lo que hace la diferencia.  

El tiempo es un regalo aprécialo como tal. 1,440 son la cantidad de minutos que tenemos al día. La forma en la cual utilizamos e invertimos nuestro tiempo es crucial. Si eso que está en tu mente lo deseas tanto como respirar entonces encontrarás el tiempo para hacerlo realidad. Si realmente mueve tu vida, si es tu por qué, si en verdad lo necesitas entonces encontrarás ese tiempo de menos no. Pregúntate ¿Qué tanto lo deseo? ¿Qué tanto lo necesito?

Mi punto es que queremos tantas cosas pero no apartamos el tiempo para trabajar en ellas porque creemos que “No lo tenemos” y no es así es un tema de prioridades, es cuestión de alinear nuestras acciones con nuestros sueños. Aprovecha tu tiempo de la mejor manera invierte en ti, conviértete en un estudiante del tranque, lee más, escucha más audios que aporten a tu crecimiento, desarrolla nuevas habilidades. Limita el consumo de tu tiempo en temas que no te llevan hacia dónde deseas. Evita el uso excesivo del celular sin razón alguna, de la Internet, del televisor, etc. Entiendo que debemos tener un espacio para la distracción, para despejar la mente pero ten presente que todo depende de como inviertas ese tiempo. Nuevamente se trata de priorizar.

Como he compartido con algunas personas, físicamente no soy el mismo pero mi mente tampoco es la misma. Siempre hay algo que debemos ceder. Si no estas cediendo algo por lo que anhelas debes revisar que tanto realmente estas comprometido con alcanzarlo.

El futuro no significa más que el presente, no guardes nada para un mejor momento ya que el mejor momento es este. No existe momento más importante, más precioso, más valioso que el ahora. No en una semana, en un mes, cuándo obtengas tu título o promoción. Estamos viviendo minutos que no regresarán, respirando aire que no volveremos a respirar. No perdamos la oportunidad de abrazar este gran regalo llamado tiempo, ten presente que el mejor momento es ahora.

En ocasiones me he dicho que me gustaría no haberme detenido hace 17 años atrás cuando soñé hacer esto, como quisiera haberme arriesgado a darme a conocer de esta manera. He tenido la oportunidad de conversar con personas de diversas partes del mundo y he visto como una palabra, un post, un vídeo pudo hacer la diferencia en sus vidas. Sé que todo ocurre en el tiempo apropiado no antes ni después; sin embargo, también sé que nos detenemos nosotros mismos por la forma en que nos vemos y colocamos excusas en el camino y el tiempo es una de las más comunes, cuando realmente lo que debemos hacer es utilizarlo de una mejor manera. Ya sea en el trabajo, en los negocios, con la familia, con los amigos, esposa, esposo hijos, etc.

Al menos que creas en la reencarnación ten por seguro que tienes una sola vida, aprovecha el tiempo que tienes en ella ya que cuando menos te das cuenta un lunes se convierte en viernes, un enero en diciembre, en un pestañear pasas de tener 20 años a 40. No dejes por nada en este mundo de hacer algo solo porque dices no tener tiempo, debemos intercambiar el después de nuestro vocabulario por el ahora.

Como escuche hace algunos días “Después el café se enfría. Después lo temprano se convierte en tarde. Después lo nuevo se convierte en viejo”. No desperdicies tu vida tarde o temprano si es algo que vas a desear tener es un poco más de tiempo.

“Ten presente que mientras pensamos en arriesgarnos otros ya lo han hecho y tienen éxito”.